El impacto del agua en tu salud

Le 21 March 2018

Con motivo del Día Mundial del Agua que se celebrará el jueves 22 de marzo de 2018, iHealth repasa los beneficios de una buena hidratación. El agua es uno de los primeros elementos del cuerpo humano. Por tanto, se considera lo más importante después del oxígeno. Y es que nuestro cuerpo está compuesto por un 60 % de agua. Además, se recomienda beber de 1,5 a 2 litros de agua al día para una persona adulta. Las necesidades de agua pueden variar según la persona, el clima o hasta las condiciones de vida.

¿Pero por qué el agua es tan importante para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y qué influencia concreta tiene sobre nuestro organismo?

El agua tiene una influencia positiva sobre nuestro cuerpo con la única condición de que sea potable. No tiene que contener productos químicos ni contaminantes microbianos. Conserva el cuerpo húmedo y, de este modo, garantiza el buen funcionamiento de los órganos vitales. De hecho, sirve como lubricante para el funcionamiento de las articulaciones y los ojos, además de garantizar la hidratación de la piel. Asimismo, mantiene la temperatura corporal en torno a los 37 grados.

Según la Organización Mundial de la Salud, el agua dulce es esencial para el ser humano porque permite purificar el cuerpo eliminando los desechos y las toxinas.

Facilita la digestión y el tránsito intestinal, garantiza la suficiencia de volumen de sangre y de líquido linfático en el cuerpo. Beber agua nos permite conservar nuestra energía día a día y evitar estados de fatiga. 

También tiene influencia sobre nuestra actividad cerebral: si al cerebro le falta agua, la actividad neurológica se altera. Esto provoca graves problemas de concentración y pérdida de memoria. 

A pesar de todos los beneficios que acabamos de describir, cada persona tiene que tener cuidado con el tipo de agua que consume.

Las personas que sufren hipertensión deben evitar las aguas minerales que requieren un esfuerzo importante por parte de los riñones. Asimismo, se recomienda filtrar el agua del grifo para evitar que esté cargada de metales pesados o de cloro. 

Las personas que deben tener más cuidado con la hidratación son los niños y las personas mayores. De niño, la estimulación de la sed todavía no se ha definido y a medida que nos hacemos mayores, se atenúa. Cada persona debería llevar una botella de agua allá donde vaya a diario: en el trabajo, al hacer deporte y hasta por la noche. 

Así pues, el agua es uno de los elementos primordiales para la salud del cuerpo humano y si es potable y no es tóxica para el ser humano, el agua no puede suponer una amenaza. Favorece el metabolismo y la salud gracias a sus múltiples funciones. Aporta muchas ventajas y mejora principalmente el funcionamiento del cuerpo tanto en niños y adultos como en personas mayores.

Pago seguro

Todas sus transacciones en la tienda iHealth 100% seguras.

Entrega rápida

Devoluciones y cambios

Tiene 14 días para intercambiar sus productos

Atención al cliente

A su servicio acqui